Ejercicios para adelgazar piernas: 6 prácticos ejercicios para tu rutina

Para lucir unas buenas piernas es necesario trabajarlas, y hoy te proponemos una serie de ejercicios para adelgazar piernas que te ayudarán a conseguirlo.

Ejercicios para adelgazar piernas: 6 prácticos ejercicios para tu rutina
Quema la grasa de las piernas

Los ejercicios para adelgazar piernas deben tonificar y además complementarse con ejercicios cardiovasculares. Uniendo estás dos partes, será mucho más fácil quemar las grasas que se concentran en el tren inferior. A parte de esto, no debemos olvidar la importancia de llevar una dieta equilibrada y saludable.

La rutina de ejercicios para adelgazar piernas debe centrarse por tanto, en tonificar sin aumentar la masa muscular, por lo que los ejercicios se basarán en muchas repeticiones y en movimientos con poco peso.

Si eres principiante, lo mejor es empezar sin peso y después, poco a poco, ir incorporando algo de peso, pero no demasiado. Y no olvides la importancia de ser constante y fiel a la rutina que te plantees, así conseguirás resultados visibles en menos tiempo.

 

6 ejercicios para adelgazar piernas


1. Elevación de piernas sentada

El primero de los ejercicios para adelgazar piernas que te proponemos consiste en sentarnos en el suelo con las piernas estiradas y levantar una pierna hacia arriba a la máxima distancia del suelo que consigamos, después volvemos a apoyarla sobre el suelo y hacemos lo mismo con la otra pierna.
 

 

2. Extensión de cadera

Extensión-de-cadera

Nos apoyaremos en el suelo “a cuatro patas”, es decir, con ambas manos y rodillas apoyadas. Posteriormente, estiramos una de las dos piernas hacia arriba, de manera que quede horizontal con el suelo. Debemos levantar la pierna todo lo que podamos sin doblar ni la espalda ni la rodilla.

Al principio puede costarnos más, pero poco a poco iremos mejorando. Intenta estirar la pierna sin que llegue a ser incómodo. Una vez tengamos la pierna estirada y elevada, contraemos el músculo del glúteo y mantenemos unos segundos. Esto nos servirá para aumentar el esfuerzo y la intensidad del ejercicio. Después volvemos a la posición inicial y realizamos el ejercicio con la otra pierna.
 

 

3. Saltos cruzados

De pie, con las piernas separadas, vamos a llevar a cabo pequeños saltos cruzando las piernas al lado contrario y seguidamente regresar a la posición de inicio.
 

 

4. Elevación de cadera

Elevación-de-cadera
En posición tumbada con los brazos apoyados y estirados a ambos lados del cuerpo, debemos flexionar las rodillas y levantar los glúteos hacia arriba, de manera que el cuerpo quede en línea recta.

Tenemos que aguantar en esa posición elevada unos 30 segundos. Si estás empezando, puedes estar menos tiempo, empezar con 15 segundos, por ejemplo, e ir incrementando. Después, volvemos a la posición inicial y repetimos varias veces.
 

 

5. Elevación lateral

Elevación-lateral-de-piernas

Otro de los ejercicios más eficaces para adelgazar piernas, es la elevación lateral. Consiste en tumbarnos sobre un lado, podemos comenzar por el derecho (después cambiaremos de lado y alternaremos).

Nos tumbamos sobre el costado derecho y apoyamos el antebrazo en el suelo. Seguidamente, levantamos la pierna izquierda hasta que casi esté en posición vertical con respecto al suelo.

Si eres principiante, no es necesario forzar, poco a poco iremos adquiriendo más destreza en la elevación. Volvemos a la posición de inicio poco a poco sin apoyarla y repetimos varias veces.
 

 

6. Zancadas

Zancadas

Las zancadas son otro de los mejores ejercicios para tonificar tanto piernas como glúteos.

De pie, separamos los pies alineándolos con los hombros y damos un paso hacia delante. La pierna de delantera quedará flexionada, formando un ángulo de 90 grados, y la pierna de atrás apoyada con los dedos de los pies sin llegar a tocar el suelo. Dejamos el peso sobre la pierna de delante y cambiamos de pierna.

 

También es positivo llevar a cabo ejercicios cardiovasculares para adelgazar piernas como por ejemplo, salir a correr o saltar a la cuerda. Compatibilizar ambos tipos de ejercicios es perfecto para conseguir los mejores resultados.

 

Puede interesarte: