¿Cuál es la dieta para anemia más adecuada?

Sube la ingesta de hierro en una dieta para anemia.

¿Cuál es la dieta para anemia más adecuada?
Es recomendable combinar proteínas animales con vitamina C y vegetales ricos en hierro

Cuando nuestra sangre transporta menos oxígeno de lo habitual podemos sufrir anemia. Los síntomas más frecuentes son fatiga y cansancio, mientras que las causas pueden ser varias. Aunque la más frecuente es la ferropénica, es decir, la causada por un déficit de minerales o vitaminas. En este caso es necesario llevar una adecuada dieta para anemia.

Pero antes de listar los alimentos más indicados para controlar la anemia daremos algunos datos:

La anemia afecta al 24,8% de la población mundial, sobre todo a niños pequeños (entre 6 meses y 2 años) y mujeres embarazadas.

Las causas de la anemia son diversas:

  • Pérdida de sangre.
  • La excesiva destrucción de eritrocitos
  • Una alteración en la producción de eritrocitos causada por un déficit de vitaminas o minerales, como el hierro, la vitamina B12, el ácido fólico o la vitamina C, por ejemplo.
  • Como consecuencia de otra enfermedad.

 

Alimentos a incluir en una dieta para anemia


En este artículo vamos a centrarnos en la anemia causada por el desequilibrio entre el gasto y la ingesta de hierro, ácido fólico y/o vitaminas. En estos casos, la situación puede mejorar e incluso revertirse si seguimos una dieta equilibrada e incluimos determinados alimentos como los que listaremos a continuación.

 

Proteína animal

Alimentos a incluir en una dieta para anemia: proteína animal

En una dieta para anemia se aconseja tomar alimentos de origen animal, sobre todo carnes rojas, pescado azul, patés, hígado, pavo, conejo o mariscos. Todos ellos son una fuente fabulosa de hierro, sobre todo del denominado “hemo”. Este se absorbe un 30% más que el hierro de origen vegetal, “no hemo”.

Un plato que podemos rescatar para superar una anemia es el hígado de ternera encebollado. Tiene muy pocas calorías y aporta un montón de vitaminas, ácido fólico, minerales (sobre todo hierro y zinc), calcio y proteínas.

 

 

Avena

Alimentos a incluir en una dieta para anemia: avena

Por sí sola ya contiene hierro (hasta 4,5 mg por cada dos cucharadas de producto), pero también la hay fortificada con vitamina B.

 

 

Cacahuetes

Alimentos a incluir en una dieta para anemia: cacahuetes

Los cacahuetes, incluso en mantequilla, aportan suficiente hierro como para suplir el consumo diario recomendado. Pero los frutos secos en general están indicados en una dieta para anemia. No te olvides de llenar tu despensa con almendras, pistachos, pipas de girasol, pasas, orejones, higos o dátiles.

 

 

Huevos

Alimentos a incluir en una dieta para anemia: huevos

¿Sabías que un huevo contiene 1 mg de hierro? Así que no tengas miedo de comerlo en todas sus versiones: cocido, frito, escalfado, en tortilla, en revuelto…

 

 

Granadas

Alimentos a incluir en una dieta para anemia: granada

Son ricas en hierro, vitaminas, potasio y fibra.

 

 

Tomates

Alimentos a incluir en una dieta para anemia: tomates

Si tomamos un zumo de tomate todos los días conseguiremos que nuestro cuerpo obtenga una inyección de betacaroteno y vitaminas C y E.

 

Ojo con los vegetales en una dieta para anemia


Para favorecer la absorción del hierro conviene tomar alimentos ricos en vitamina C (naranjas, mandarinas, kiwis, pomelos, fresas, tomates, pimientos, perejil, etc.), fructosa o proteínas.

Por el contrario, hay que moderar el consumo de los que contienen ácido oxálico, taninos o fitatos. Es decir, espinacas, acelgas, coles, espárragos, chocolate, té, café, cereales integrales o vino.

Puede parecer una contradicción, ya que las verduras de hoja verde y los cereales de grano entero aportan hierro, pero en este caso concreto hay que tener cuidado con la cantidad que consumimos.

Lo mismo ocurre con las legumbres. Si bien son una de las mayores fuentes naturales de hierro (una sola taza aporta hasta 5 mg de este mineral), también contienen ácido fítico, que ralentiza la absorción del hierro.

Por eso es bueno combinar un plato de legumbres con una ensalada de tomate y una naranja de postre, por ejemplo

Tampoco conviene abusar de los lácteos o los alimentos con calcio, ya que este mineral puede disminuir la absorción del hierro.

 

Suplementos de hierro en una dieta para anemia


También puede ocurrir que nuestro médico nos recete suplemementos de hierro para tratar la anemia. Lo recomendable es tomarlos entre comidas, pues con el estómago vacío la absorción es mayor. Lo que sí podemos hacer, y además es recomendable, es ingerirlos con un zumo de naranja.

 

Dieta para anemia según la Fundación Española del Corazón


Antes de terminar vamos a hacernos eco de los consejos que la Fundación Española del Corazón considera que hay que seguir en una dieta para anemia:

  • Combinar proteínas animales con vegetales ricos en hierro.
  • Añadir perejil y limón exprimido a nuestros platos.
  • De postre, nada mejor que comer un cítrico o un zumo recién exprimido de alguna fruta rica en vitamina C.
  • Reducir la ingesta de vino, café, té y vinagre.
  • Limitar el consumo de fibra y cereales integrales.
  • Si vamos a consumir un lácteo, que no sea con las comidas principales ricas en hierro.
  • Consumir alimentos enriquecidos con hierro.

 

Puede interesarte: