Salsa de nueces: de un plato simple a uno increíble

Aprende a preparar la salsa de nueces tradicional, una salsa única ideal para acompañar todo tipo de pasta, carnes o ensaladas.

Salsa de nueces: de un plato simple a uno increíble
Simple y económica, la revolución en tu cocina

Las salsas suelen ser el toque final que hacen que un plato sencillo sea sublime. La salsa de nueces es muy fácil de preparar y alegrará todas tus recetas de pasta, carnes e incluso ensaladas.

Hay muchas variedades de salsa de nueces y en este artículo te presentamos la receta clásica. Pero antes un poco de historia.

 

Salsa de nueces: un poco de historia


Salsa de nuecesImagen: velvetandpasta.com

Se cree que la salsa de nueces es típica de la gastronomía de Liguria, una región italiana que hace frontera al oeste con Francia.

En el mundo de la cocina italiana se considera que la receta original de esta salsa es elaborada a partir de nueces, leche, aceite, ajo y queso parmesano. Los orígenes de esta receta datan del año 1500.

 

Receta de salsa de nueces al modo liguriano


Si quieres deleitar a tus invitados con una auténtica salsa de nueces tradicional, te recomendamos que sigas paso a paso esta receta.

– Ingredientes –

  • 200 g de nueces
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 vaso de leche
  • 1/4 de barra de pan
  • 40 g de queso parmesano
  • 10 g de piñones
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida (opcional)

 

– Preparación –

  • El primer paso es descascar las nueces y ponerlas en un pequeño cazo con agua hirviendo.
  • Deben estar cerca de dos minutos para que pierdan la fina piel que las cubre y que puede dar un ligero sabor amargo a la salsa. Si quieres aprovechar todos los nutrientes de la nuez y no te importa el toque amargo, lo mejor es que no retires la piel.
  • En segundo lugar debemos ablandar el pan. Para ello, llena un vaso de leche por la mitad y mete la miga del pan. Déjalo reposar un par de minutos y después escurre bien la miga.
  • En un mortero, incorpora los piñones, el ajo y la cucharadita de sal gorda, y remueve bien hasta que consigas una pasta consistente.
  • Incorpora en el mortero las nueces y machaca hasta que consigas una textura homogénea en la que se vean los pequeños trozos.
  • Añade el aceite, la miga de pan y la leche, y remueve hasta conseguir una textura cremosa. Después, agrega el parmesano y continúa removiendo.
  • En este momento la salsa ya estará lista, y el último paso, completamente opcional, será añadir una pizca de pimienta negra molida.

 

Algunos trucos para conseguir la salsa de nueces perfecta


En el mundo de las salsas la perfección está en el gusto particular de cada uno. Si prefieres una salsa más líquida, deberás añadir un poquito más de leche. Y si quieres una salsa de nueces algo más cremosa, puedes añadir también una cucharada de nata líquida, que le dará ese punto de cremosidad que estás buscando.

 

Valor nutricional de la salsa de nueces


El sabor de la salsa de nueces tradicional tiene un coste calórico elevado, así que no se recomineda consumirla a diario, solo en ocasiones especiales.

Es preferible que prepares estas recetas para la comida y así evitarás ingerir más calorías por la noche, cuando nuestro cuerpo ya está preparado para irse a dormir. Esta salsa tiene aproximadamente 557 calorías.

 

¿Con qué combina la salsa de nueces?


Como anticipábamos al inicio del artículo, la salsa de nueces es ideal en platos de pasta, aunque también combina bien con carnes o pescados, ensaladas o simplemente para untar.

Si buscas una opción vegana de esta receta, usa lácteos de origen vegetal y sustituye el queso parmesano por una opción de parmesano vegano.

 

Puede interesarte: